Conmigo siempre. No sólo Octubre

No podía dejar de publicar otra entrada homenajeando a nuestros hijos. Y aún quedan tantos lugares donde grupos de apoyo  y asociaciones han celebrado actos conmemorativos llenos de amor… Me encantaría que todos estuvieran presentes en este rinconcito. Pero antes de dejaros con las fotos llenas de paz, emoción y amor, quiero compartir una reflexión.

Esta semana, al pie de una foto de Mirar al cielo que compartí  en Facebook, se originaron varios comentarios que me han hecho pensar. Aquí reproduzco de nuevo el texto para invitar a que lo hagáis vosotras también:

” Me dejaste mejor,
Me dejaste valiente,
me dejaste más amable,
me dejaste con lo mejor de ti”
Lexi Behrndt.

No siendo ni mi marido ni yo personas religiosas (y con todo el respeto, confiando en que nadie pueda sentirse ofendido por este comentario), mi marido me dijo una vez:
“Olivia es lo más parecido a Jesucristo que tenemos en nuestra vida. Que su muerte no sea en vano. Olivia nos ofrece una redención y una nueva vida. Somos mejores gracias a ella”.

Por supuesto, todo depende de la fase del duelo que uno atraviese. Al comienzo del duelo jamás se puede concluir en algo así. Pero a medida que el duelo avanza, nosotros decidimos y sentimos en nuestro corazón, darle ese sentido a nuestro duelo. Nuestra vida, esa que en el plano físico se le había arrebatado a nuestra niña, tenía que ser algo que mereciese la pena vivir. Ella luchó valientemente por la suya, nosotros no podemos despreciar la nuestra, hemos de estar a la altura del legado de nuestra hija.

Renunciaría a ese conocimiento, a esa transformación, a esa evolución, devolvería todo, pues nada de eso lo he elegido. Yo sólo quería ser su madre, la mamá de Olivia, ciega, obstinada, equivocada, inocente, pero mamá de una Olivia viva entre mis brazos.
Yo no elegí su muerte. No elegí que sufriese un accidente obstétrico en la semana 40, pero sí puedo elegir ahora qué hacer con lo que ha quedado de mí.

Si hablamos de homenajes y de amor a nuestros hijos, qué mejor homenaje que llenar de luz tu vida, perdonándote, perdonando al mundo, dejando atrás poco a poco, muy poco a poco,  la culpa, la rabia y el resentimiento. No hay nada positivo en que se muera un hijo, pero sí en la vida, la vida sigue estando llena de belleza y por eso merece la pena volver a abrazarla.

En mi caso,  aunque resulte paradójico, precisamente porque la desgracia me ha golpeado,  es ahora cuando más agradecida estoy a la vida y cuando más valoro cuanto tengo, sobre todo lo que el dinero no puede comprar. Y es que cuando la muerte se lleva lo que más querías y conoces el pozo profundo del dolor, empiezas a ver la magia de estar vivo y a reconocer lo afortunados que somos en realidad.

Han pasado dos años y ocho meses y he vuelto a ser mamá, probablemente por eso puedo hablar así. Por eso y porque cada uno siente y piensa de un modo distinto, y tal vez otras personas, aunque lleven más tiempo en duelo, no están, ni puedan estar, ni quieran estar en este punto. Siempre repito que no es una cuestión de tiempo sanar el duelo, es cuestión de lo que haces durante ese tiempo.
Para mí ha sido un camino transformacional que he decidido reforzar con formación e inversión en mi propio desarrollo personal, para no permitir que la inercia de la vida me robase el legado valiosísimo de mi hija Olivia.

Cada uno realiza su propio camino, como puede, como sabe, como siente, como la vida, su familia y sus creencias le posibilitan. Aquí estoy para prestar apoyo desde mi planeta, sin interferir jamás en tu camino, sin juzgar, comprendiendo cada etapa, cada fase y cada sentimiento y emoción que atravieses.

HOMENAJES

ECA DUELO
Diversos homenajes llevó a cabo esta asociación, a cual más bello y emotivo.

“Mucho esfuerzo y lleno de amor cada detalle que se realizó en nuestra suelta para honrar la vida de nuestros hijos del cielo…..abrazos y besos desde Sonora, México”

Elvis Mar, mamá de Osmar and Yosgar

 

Eca presente en las Ofrendas Vivas por Latinoamérica . Honrando vida, destino y memoria por nuestros bebés

También Era en Abril con las tradiciones


Familias de Zitácuaro, Eca duelo

 Mamás de Ángeles,Costa Rica

Unos meses después de la muerte física de Olivia, fuimos de viaje a este increíble país donde encontramos gente maravillosa y una naturaleza exuberante y respetada que nos curó un poquito el alma. Soltaron los globos en uno de sus preciosos parques, el de La Ensenada. Los papás llevaban las camisetas con el nombre de sus hijos. La emoción se desbordaba.

Santiago de Chile. Jeanette, mamá de Antonia.

 

 

 

Renacer Volver a vivir Oaxaca 

Altar y ofrendas vivas. La filosofía y la actividad de este grupo de apoyo es admirable. además, me gusta aprender las tradiciones a través de las cuales honran a sus seres queridos en otros lugares.

Asturias

Lorena, mamá de Naia
“Fue muy intimo y muy bonito.
Hicimos los carteles de mariposa con los nombres de nuestros peques, luego leímos un manifiesto, plantamos un castaño y fuimos nombrando bebe a bebé con una frase y a la vez pusimos el cartel alrededor del arbolito. Tiramos un globo de un corazón con mensajes escritos en papel vegetal para no contaminar”.

 

Acapulco, Juarez. Abril Liz honra a su pequeño, Bryan Jaret, en su cumpleaños


Mención especial a Carol, mamá de Mei, por crear un banderín para Olivia con el mismo amor y la belleza que pone en todo lo que hace por su princesa de invierno.

 

Gracias, Olivia, por tu luz. Siempre.
 
Recuerda que si te subscribes al blog, desde su versión web (elíge esta opción si me lees desde tu teléfono), te regalo mi ebook “10 Herramientas para Afrontar el duelo” y recibirás un email semanal con contenidos muy valiosos que no publico en el blog.

2 comentarios

  1. Ay! Y leer una tan buena noticia es realmente muy emotivo también! Qué alegría me das, estos bebés tan queridos y buscados, qué felicidad traen. Una niñita pronto en vuestros brazos. Claro que saldrá bien, a pesar de lo que cuento en mi blog, hay que tener en cuenta que afortunadamente somos excepción y lo común es que todo vaya bien. Mis mejores deseos, amiga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *