El embarazo tras la pérdida y el entorno. Lo que las mamás no quieren oír. Planeta Olivia y Violeta.

Siguiendo una sugerencia que me ha llegado a través de facebook decido abordar este tema, convencida de su importancia.

Es muy enriquecedor hablar con otras mamás que esperan o han tenido bebés arcoíris (los que llegan después de la muerte del bebé estrella) porque aporta puntos de vista distintos sobre tu misma realidad. En mi caso personal tengo mucha suerte con mi entorno familiar y con mis amistades; en cuanto al ámbito laboral, lo cierto es que estoy apartada del trabajo desde el comienzo del embarazo y respecto a lo social, apenas he interactuado con gente fuera de mis círculos de confianza, lo que me ha evitado tener que lidiar con preguntas y comentarios incómodos o inapropiados. Pero obviamente no todas las mamás corren la misma suerte. No podemos vivir en una burbuja.
Gracias a la empatía que siento con otras mamás arcoíris, describiré a continuación situaciones que les incomodan o irritan, aunque algunas no las haya vivido. Transmito lo que ellas me han hecho llegar sobre cómo se sienten.
Para desdramatizar, con vuestra venia, a veces me permito la ironía.

LO QUE LAS MAMÁS de bebés estrella y arcoíris NO QUIEREN OÍR:

¿Es el primero? 
Ni siquiera yo estoy a salvo de que mi prominente barriga despierte la curiosidad de otros humanos que se lanzarán a hacer la pregunta que toda mamá arcoíris teme:
¿Qué respondes? Obviamente quien te lo pregunta no conoce tu historia, por tanto no es alguien de confianza. Puede ser una tendera, una peluquera, un compañero de trabajo, etc. y suele haber más personas presenciando la situación de modo que nada invita a decir “No, tuve un bebé anterior que falleció”. Muchas veces te callas, respiras hondo, tragas saliva y respondes “Sí, es el primero”, lo haces casi con los dedos cruzados, teniendo en tu mente y en tu corazón la imagen de tu bebé estrella grabada a fuego. Crees que así acabará la conversación y te dejarán tranquila, pero entonces vienen detrás otra serie de comentarios que no te apetece oír como:

“Ya verás a partir de ahora lo que te va a cambiar la vida, se acabó el dormir y el tener tiempo para ti. No sabes lo que es hasta que no lo pasas”
Y tú piensas, ” No me hables de cosas que no sabes lo que son hasta que no suceden porque ahí tengo algo que decir”…

Por otro lado, imagina que tienes un día “especial”, delicado, de esos que las mamás de arcoíris tenemos a menudo. Hay mamás que me han dicho que entonces contestan, muy decidas a callar bocas “Pues NO es el primero. El primero murió”. Y entonces, se hace el silencio. Se oye (ficticiamente) el ruido de quebrarse un cristal, porque se rompe el ambiente generado en torno al embarazo, que siempre es alegre y distendido.
Entonces el interlocutor se queda congelado y no sabe qué decir, lo cual sería maravilloso (es lo que esperaba la mamá que ha contestado así, que no le digan nada más) excepto porque entonces vendrán detrás una serie de comentarios que no te apetece oír como:

“Bueno, pero no te va a volver a pasar porque ahora te estarás cuidando, ¿no?”
Mmmm, sí, ahora me cuido. En el otro embarazo en cambio fumaba, bebía, consumía drogas, practicaba deportes de riesgo…

“Bueno, pero no te va a volver a pasar porque ahora te estarán vigilando, ¿no?” 
Mmmm, sí, ahora sí me vigilan. En el otro embarazo no tuve control ginecólogico  (en mi caso fue exhaustivo, me veían cada quince días) porque permanecí oculta en una cueva cuidada por una manada de lobos.

“Bueno, pero tienes un angelito en el cielo”
Sí, es un pensamiento hermoso y lo agradezco pero no es consuelo, preferiría tener un niño “demonio” aquí en la tierra.

Imagen 

No dudamos de que la gente lo hace con su mejor intención y entendemos que es díficil decir algo adecuado en esos momentos. No es que las mamás arcoíris estén enfadadas con el mundo, es que arrastran un dolor y un temor, y no les gusta que nada se lo recuerde fuera de su contexto de confianza.

Lo peor viene cuando te encuentras con gente peculiar, “iluminada”, con conocimientos espirituales que se nos escapan al resto de los mortales. Estos comentarios son más hirientes y generan como reacción  impulsos incontrolables en la mano derecha que sólo en el último momento consigues frenar y evitar la sonora bofetada que propinarías de buen grado al maestro iluminado.
Ejemplos de comentarios de los seres que alcazaron la sabiduría:

“Todo lo que pasa, pasa por una razón”
Ah, gracias, y ¿por qué motivo tuvo que morir mi bebé, una criatura absolutamente inocente y llena de luz?
No digo que no sea así, yo no lo sé, puede que en efecto todo tenga su razón y quizá algún día al morir, sepamos la respuesta a esa pregunta, (eso dicen las personas que han tenido Experiencias Cercanas a la Muerte), pero hasta entonces mejor no intentes darme explicaciones sobre algo que tú también desconoces y que pertenece a lo más sagrado de mi vida.

“Eso es porque al primer bebé en realidad no le querías”
Esta espantosa frase es real aunque parezca imposible. Se la dijo una enfermera (toda racionalidad pura la buena mujer) a una mamá a la que volvió a ver embarazada después de una pérdida gestacional avanzada que ella había vivido con gran dolor.
¿Qué os parece? Yo no daba crédito cuando esta mamá lo contó. Por empatía sentí esos impulsos incontrolables en la mano derecha de los que os hablaba…

” A lo mejor es que no estabas preparada como madre. El universo es sabio”
Ésta la he oído aplicada a pérdidas gestacionales tempranas. Aún así me parece totalmente fuera de lugar, ¿De dónde sacan estos seres de infinita sabiduría lo de que la persona no estaba preparada como madre? Y si es tan sabio el universo, ¿por qué hay madres horribles por ahí que maltratan, descuidan y hasta asesinan a sus propios hijos?

Finalmente, la que más veces he tenido que escuchar, a médicos de familia incluídos y que da una rabia infinita:

“La naturaleza es sabia”, como diciendo o diciendo explícitamente, “A lo mejor es que venía mal”
No será siempre tan sabia la naturaleza cuando tienes un bebé con perfecta salud, perfectamente formado, que hubiera tenido una vida fuera en perfectas condiciones y de pronto un vaso sanguíneo “se equivoca” y en lugar de pasar tu sangre al bebé , comienza el proceso contrario. Un accidente obstétrico, como la vuelta de cordón o la rotura uterina. No me digas que la naturaleza es sabia en estos casos. ¿Y en la muerte uterina sin causa aparente? ¿O en la muerte súbita? ¿O en un accidente de tráfico?¿Es sabia siempre la naturaleza?

Aparte de frases y comentarios desafortunados, las mamás arcoíris me han sugerido también que hable de como
el hecho de volver a estar embarazadas no lo arregla todo.
Parece ser que hay entornos que inocentemente creen que ahora, embarazados de nuevo, los papás tienen que estar muy felices como si nada hubiera pasado, como si fuese empezar de cero, como si el nuevo bebé borrase el rastro del anterior o peor aún, ocupase su lugar.
No pensé que tuviese que hablar de algo tan obvio, pero se ve que sí, que hay personas que no tienen demasiada sensibilidad.
Cada hijo es único e insustituible y cada hijo tiene su lugar. Viene otro bebé a colmarnos de dicha, sentimos una ilusión y un agradecimiento a la vida que no podemos ni expresar, pero no te confundas, nuestro bebé estrella tiene su espacio y siempre lo tendrá. Y el embarazo transcurre junto al duelo, por ello, permítenos soltar nuestro dolor si lo necesitamos, no nos digas:
“No llores que le haces daño al bebé”, “Tienes que pensar en tu hijo”
Porque eso nos hace sentir culpables. Hijos míos son los dos, estrella y arcoíris y a los dos les quiero igual. Conviven en mi la alegría y la pena y si las dejo fluir con naturalidad, sin represión y sin culpa, todo se va colocando y se va sanando. Por supesto que hay que tratar de vivir el embarazo con la mayor felicidad posible para transmitírsela al nuevo bebé, pero nuestro corazón no está hecho de piedra.

Espero que esta entrada os haya servido, aunque en algún momento pueda parecer lo contrario, está escrita desde la paz, nunca desde el rencor o la rabia, que son inútiles.
La intención de estas palabras es la de concienciar a nuestros entornos.

Animaos a comentar para sumar más frases a esta recopilación de lo que las mamás de bebés estrella y de bebés arcoíris no quieren oír.








22 comentarios

  1. Todo completamente cierto! A mi me han llegado a hablar a la tripa, con el nuevo embarazo, al bebe, y decirle " portate bien ahora". Y te tragas los instintos asesinos…. Pienso entonces que tengo un marido maravilloso, una niñita que nos cuida en el cielo, y hago oídos sordos.

  2. Me siento identificada en casi todas esas frases!! La verdad que es triste pero muchas veces la gente tiene el tacto en el… Y no se dan cuenta que es mejor estar callado que decir sandeces!! Yo vivo en un pueblo en el que nos conocemos casi todos y como a todo el mundo le gusta opinar pues ala!!

    1. Hola estrellita, qué bien que vuelvas a estar activa, se te echaba de menos. Completamente de acuerdo, a todo el mundo le gusta opinar cuando es mejor ser prudente y callar. Mucho ánimo, ¡ya te va quedando menos para abrazar a tu arcoíris!

  3. Siempre hay que hablar por no callar, con lo bonito que es el silencio. Pero la gente es así de pesada e impertinente.

    Y ya cuando es alguien que no conoces… Yo en el embarazo lo pasé fatal por culpa de la gente. Ahora tengo un nene de tres meses y mi mejor amiga otro de un mes y cuando alguien desconocido nos da un consejo no pedido o se mete en algo no le contestamos y se quedan flipando jajaja te aconsejo esta técnica 😉

    Besos

    1. ¡Ja ja ja! Como siempre, me encantan tus opiniones incorrectas. Si es que no hay mejor desprecio que no hacer aprecio, me apunto la técnica por si acaso.
      Enhorabuena por vuestros bebés a ti y a tu amiga. ¡Disfrutadlos mucho!

  4. Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí. Sobre la entrada sólo puedo preguntarme, ¿por qué tiene la gente la necesidad imperiosa de abrir la boca? No tengo claro si no se dan cuenta del despropósito que sueltan o si lo saben pero les da igual (de todo hay en la viña del Señor)

    Si no tenemos nada coherente ni acertado que decir, mejor guardar silencio.

    ¡Mucha suerte con tu peque!

  5. Muchísimas gracias por interesarte por mi blog y tomarte la molestia de comentar. Es tan cierto lo que compartes, como en la canción de "El último de la fila" "Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo vayas a decir". Un abrazo

  6. Hola! Me ha encantado esta entrada…los comentarios desafortunados los llevo fatal, y ya pensaba que era yo, que me tomo todo a la tremenda! Pero es que cada vez que me dicen algo, le doy vueltas una semana, porque me da una rabia…A mí lo que más me ha afectado es: "cuando me dijiste que estabas emebarazada me dio mal fario" estuve llorando una semana. Mi niña, era preciosa, la tuve en brazos, y a los cuatro días se fue. Aún así, pude sentirla y desde luego que de mal fario nada. Era un sol mañanero. El otro que peor llevé fue "Si me hubiera pasado a mí lo hubiera llevado de otra manera" Cómo?¿?¿ Y eso que yo empecé a trabajar y a hacer vida normal al mes. Hay muchos más, y me siento muy incomprendida. Ahora estoy emabarazada de nuevo, un niño, y ya me est´na diciendo que qué alegría, y que vayamos comprar todo azul porque calro todo lo que tengo es rosa…y yo eso de boroón y cuenta nueva tan a la ligera, lo llevo fatal. En fin, hay que seguir viviendo. Gracias por todo!. bs

    1. Què barbaridad de comentarios has tenido que escuchar! Falta absoluta de inteligencia emocional es lo que tienen esas personas. Siento muchisímo la muerte física de tu preciosa niñita, qué estupidez lo del mal fario, menudos adivinos amateur hay por ahí… Enhorabuena por tu nuevo bebé, mucho amor y luz para este camino nuevo tan bonito y también difícil. Un abrazo grande♡

  7. Y cuando ya tienes un hijo más grande que sabe que tuvo una hermana k ahora no está pero que existió y que escucha preguntar solo son ellos dos? Esperando oír que cuente mi historia de cómo perdí a mi bb o que diga que si que solo ellos dos y me reclame que por que no conté a su hermanita!!

    1. Hola Marce, gracias por comentar en el blog y expresar esta duda que creo que todas las mamás nos planteamos. Yo también estoy en ello, preguntando a otras mamás, leyendo de aquí y de allá, elaborando mi propia manera de explicarle en su debido momento a Violeta quién es su hermana, Olivia. Al final será lo que el corazón nos dicte, sin forzar, de la forma más natural posible. Un abrazo

  8. Hola a todas. Estoy de nuevo embarazada, tras pasar por una triste pérdida a las 9 semanas. Puedo ser capaz de entender la buena fe e inconsciencia de las personas al dar consejos o “ánimo”, pero eso no quita el perjuicio que causan. En mi caso, las poquísimas personas forzosas que saben de mi nuevo embarazo (estoy de 8 semanas) no paran de dar por sentado que todo irá bien, que no tiene que volver a pasar, de hablar sobre un futuro… no ayudan, me agobia, incrementa el miedo -casi terror a veces- que tengo. Está claro que no sabes lo que es hasta que no lo pasas, por eso, a veces es mejor quedarse callado, y si no lo hacen, hay momentos en que de la forma más delicada posible hay que explicar que no hacen bien, que no quieres hablar de un futuro, que hay que esperar, no adelantar nada.
    Quiero meterme en mi burbuja hasta pasar las “semanas de riesgo” (aunque sé que tras el primer trimestre siempre seguirá la duda), no quiero ánimos, no quiero un “no te preocupes, no seas negativa”. Soy realista porque he vivido una de las peores experiencias de mi vida y los “todo irá bien” no sirven para nada. No quiero hablar de pañales ahora. Habrá tiempo de todo eso. Lo único que quiero es tranquilidad y saber que pase lo que pase podré contar con personas en las que encontrar consuelo.

    1. Hola mamá estrella y arcoíris, es lógico que te sientas así, es una manera de vivirlo totalmente normal, muchas mamás coinciden en este comportamiento en el embarazo arcoiris. Ojalá fuesemos capaces de decirle a la gente las cosas tan claras como las expresamos aquí en este rinconcito nuestro. Si se lo trasladases a tu entorno, que no te ayudan en nada sus comentarios y que quieres vivir el nuevo embarazo tranquila, dándote tu tiempo y trabajando tus miedos naturales tras la terrible experiencia, ay, cómo cambiaría todo. Pero este tema es un campo en el que todo el mundo habla menos la propia afectada, a la que muchas veces se le niega la voz.
      Por eso aquí tienes tu casa, para hablar y expresarte sin tapujos y sentirte arropada, comprendida y apoyada. Mis mejores deseos, todo el amor, toda la luz.Un abrazo alado y no te olvides de mirar a las estrellas

  9. Hola, wow leo esto y siento mucho dolor. Hace 5 meses mi nena vino pero no se quedo. Solo estuvo 24 horas. Sufro tanto y lloro a diario. Pero es algo personal no doy señas de mi malestar. Trabajo y trato de hacer vida social lo mas normal posible. Pero en la soledad de ni hogar la historia es diferente. Pero los comentarios no paran. Hubo quien me dijo: cariño tu problema tiene solucion, ponte hacer otro bb. Y yo no tenia ni un mes de parida. Ha sido tan dificil hasta lidiar con los comentarios de mi propio marido cada vez q dice que Dios sabe por que hace las cosas. Pero tambien entiendo que quien no lo vive no lo entiende.

    1. Hola Madelin, cómo te entiendo, amiga. Ojalá no hubiesemos tenido que pasar por esta experiencia tan dolorosa que no se puede describir, siento muchísimo que tu hijita no pudiese quedarte contigo. Ha pasado muy poco tiempo y estás en lo más negro el duelo. Quien no lo ha vivido dice cosas que no nos sirven y nos hieren, no hay mala intención y las parejas a veces se desacoplan y no lo viven de igual forma y también se distancian. Te deseo todo lo mejor en este camino, cuenta siempre con mi apoyo y cariño. Un abrazo enorme

  10. Perdí a mi beba durante el parto por una complicación mal manejada hace 7 semanas , el fin de semana pasado se celebró el día de las madres y que doloroso fue ver cómo familiares , amistades cercanas se felicitaban entre sí y nadie me tomo en cuenta a mi , acaso no soy madre por que mi beba falleció ? luego de estar 41 semanas dentro de mi ; no soy madre porque salí del hospital con las manos vacías ? Aunque mis pechos estaban tan llenos que parecían explotar . O aquel comentario de un desconocido que imprudentemente pregunta “ Cómo pasó el día de las madres ? Muchos regalos ? “ y para no entrar en detalles y con el alma destrozada respondo “ No tengo hijos “ pensé que eso daría fin a la conversación pero pues NO tuvo que cerrar con broche de oro al poner una cara de asombro y decir “ debes ponerte a trabajar mucho en eso , es maravilloso ser padre “ De verdad q en ese momento quise vomitarlo, mis ojos estuvieron a punto de estar en lágrimas ! hay q tener prudencia , decencia a cómo te diriges a alguien q es un extraño para ti , no sabes q carga lleva esa persona no la conoces , no hagas preguntas incómodas ….

    1. Oh Elaine, cuánto siento lo que estás pasando y la muerte física de tu bebé… No hay palabras que puedan consolarte pero puedo enviarte mi comprensión, apoyo y cariño. Sé bien lo que cuentas, en esos momentos del principio del duelo las frases inadecuadas se clavan como puñales, lo lamento profundamente. Espero que todo lo que encuentres en este riconcito te sirva. Cuenta commigo

  11. Que bonito encontrar un espacio donde se reflexiona el tema de una manera tan consciente. Perdí mi hijo hace aproximadamente tres meses, estaba de siete meses de embarazo, cuando me dijeron que su corazón había dejado de latir; es difícil encontrar consuelo, pero Dios nos ha dado la fortaleza para mirar la vida con ojos de esperanza. Espero tener de nuevo la oportunidad de vivir este proceso y culminarlo con éxito, ruego a Dios que me permita afrontarlo sin estar atormentada por el miedo. Es muy útil leer experiencias exitosas después de una pérdida semejante, aunque nadie lo reemplazará me llena de ánimo y me permite pensar que luego de la tormenta sale el arcoiris

    1. Querida Karla, qué palabras tan hermosas y llenas de inspiración. Gracias por compartirlas aquí. Siento mucho la muerte física de tu bebé. Aunque no estén, siempre están y te deseo de todo corazón que tras tu tormenta brille el arcoíris. Un abrazo inmenso

  12. A mi me pasaron exactamente TODAS las situaciones que describis. Y en general, suelo responderlas.
    Tengo una para sumar. Cuando te dicen, hablando de otra cosa, “todo se paga en esta vida”….eso queire decir que he sido Herodes? Que cosa tan grave hemos hecho mi marido y yo que pagamos de este modo?. E smuy cruel, porque nos tiran la responsabilidad de lo que ocurrio a nosotros.

    De las que cuentas, El “todo pasa por algo” es la que mas odio: por favor, contame por que murió mi beba?
    Nosotros perdimos a nuestra hija el año pasado, a las 34 semanas de gestación. Ahora estamos esperando nuestro segundo bebe, y estoy tambien de 34 semanas de gestación. Estas ultimas dos semanas fueron un calvario interior, ante el temor que ocurra de nuevo, a no estar alerta a posibles señales que salven ante cualquier emergencia.
    Y me pasa que gente muy querida, cuando le hablo de mis miedos, me dice “no pasa nada, no pasa nada, va a estar todo bien” y cambian de tema. Cuando lo que no saben es que yo necesito hablar de mis miedos, porque si no siento que exploto.
    No se si les paso a ustedes, pero ahora yo tengo mucho miedo a morir en la cesárea. En mis sesiones de terapia trato de analizarlo como una respuesta de mi inconciente a la culpa que me da ser feliz con un nuevo hijo. Pero el miedo lo tengo igual. Y pensar que hay gente que me dijo que no piense cosas malas porque ocurren. Entonces, no puedo tener miedo?
    Las leo y les agradezco poder compartir esto. Agostina

    1. Agostina, te entiendo perfectamente y siento contigo cada palabra que dices, cada una. El mismo estupor, la misma rabia, igual sensación de injusticia y aislamiento y finalmente el miedo. El miedo a tener miedo, a verbalizar el miedo por temer que se cumpla, por toda esa palabraría new age mal entendida que pretende culparnos de las desgracias que nos pasan en esta vida. No, no hay causa. A veces las cosas pasan y no hay un por qué, quizá pertenece al plan de un ser superior que no podemos entender desde nuestro intelecto humano, eso yo no lo puedo saber, pero igual que yo lo desconozco, también lo desconocen todos esos falsos iluminados que lanazn como dardos esas frases envenenadas. Comparte aquí tu miedo sin temor, yo también lo tuve y a veces, cuidando de mi nña arcoíris, me visitan todavía esos temores. Lee mis entradas sobre mi embarazo y te sentirás hermanada y arropada. Cuenta siempre conmigo y cuando nazca tu arcoíris hazmelo saber para compartir también contigo la alegría. Abrazo inmenso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *