Feliz 2016. Los retrocesos forman parte del camino.

Empieza un nuevo año oficial aunque los ciclos y las etapas dependen en realidad de nuestro estado interior. Uno puede ver cambiar el año, el siglo, contemplar la muerte incluso y sin embargo no sentir dentro ese click que activa  la transformación profunda de nuestro ser.
No es el tiempo el que todo cura, si no lo que hacemos nosotros durante ese tiempo.
Es necesario DESPERTAR, abrirse a la luz, la que envían nuestras estrellas, sí, pero también a la del sol de este mundo.

Mi deseo de año nuevo para tod@s  vosotr@s es que elijáis vivir, no sobrevivir, VIVIR. Que nuestra vida sea un homenaje a aquellos bebés que no pudieron quedarse físicamente con nosotros.
A través del blog, me asomo al dolor de algunas lectoras y hay caminos de duelo que avanzan muy lentos, incluso algunos que parecen no avanzar y por supuesto también hay algunos que retroceden.
En el año que acaba de despedirse he aprendido que
LOS RETROCESOS FORMAN PARTE DEL CAMINO.
Ya no me preocupa, ni me enfada, ni me culpo, cuando mi mente vuelve a los viejos esquemas pre-Olivia, cuando dejo de ver con claridad, cuando olvido por momentos las lecciones de vida de mi hija mayor, cuando vuelve el pesimismo y la queja, cuando el cansancio hace mella y no siento ese agradecimiento vibrante simplemente por estar vivos y sanos. Es imposible sentirse iluminado constantemente, cada día. Tras la muerte de Olivia, durante muchísimos meses viví con una claridad y una plenitud tan intensas que sentí casi como una obligación compartir todo mi aprendizaje comenzando este blog.
Pero a medida que uno va recuperándose tras el golpe seco de la muerte, aunque se sienta transformado, nuevo, un ser distinto, es inevitable que reaparezcan algunas viejas inercias.
Eso hacía que me sintiera traidora a Olivia y a su legado.
Hasta que he comprendido que precisamente parte de ese legado es la ACEPTACIÓN de uno mismo sin fisuras. Sólo desde el amor incondicional por nosotros mismos, con todas nuestras virtudes pero también con todas nuestras miserias, podemos recobrar la esencia purísima que nos dejaron nuestros bebés y volver a su luz.
Una vez oí una frase que me dejó perpleja, decía “Tengo el extraño privilegio de haber perdido un hijo”. Hoy entiendo lo que quiere decir…
Trabajaré incansablemente sobre los retrocesos en mi desarrollo personal porque quiero obtener la mejor versión de mi misma, ser la madre que Olivia y Violeta merecen.
(Sobre los  retrocesos en el duelo ya hablé en este vídeo que espero pueda servir de alguna ayuda: /herramientas-para-combatir-retrocesos/)

Quiero que este año sea el año de la luz, de la paz interior, quiero volver a VER con los ojos que me regaló Olivia

Estoy feliz con Violeta, la maternidad arcoíris es muy especial y muy distinta, pronto hablaré sobre ella, pero no hay un día en que Olivia no esté en mis pensamientos. Ojalá fuesen siempre pensamientos mágicos, pero he de confesar que por supuesto hay momentos durísimos, de una pena insoportable, de una sensación de vacío que te corta la respiración, de un sentimiento de desamparo como la de un niño abandonado.
¿Qué podemos hacer? Seguir, seguir siempre, abrazando la vida. No les queremos más por estancarnos en la pena, no hay más amor por llorar eternamente su muerte sin permitirnos vivir.
Las estrellas siempre están ahí, incluso en las noches más negras, incluso cuando no vislumbres ninguna, ellas siempre están ahí.
Busca la tuya y deja que te guíe.

Feliz 2016, compañer@s de duelo

Estrellas

 

10 comentarios

  1. feliz 2016 Alicia!! Que tengas un año repleto de magia, que entre los momentos de flaqueza, te arranquen una sonrisa y te carguen de energía para seguir.
    Intensa y profunda tu entrada, como siempre… Leerte es como navegar en las entrañas de mi propio duelo, gracias por ponerle palabras a tantas emociones. Un fuerte abrazo <3

  2. Ay, a veces el retroceso te pilla por sorpresa, y el dolor está ahí como el primer día, y vuelvo a tener problemas de aceptación, de porqué tuvo que pasar, de cómo pude seguir viviendo. Perder a un hijo es algo para lo que no estamos preparados. Se sigue hacia adelante, y se vuelve a la luz, pero como dices, todos los días me acuerdo de mi niña. Muchas gracias por compartir en el blog lo complicado que es el camino. Un besazo y Feliz 2016!

    1. Mi querida amiga, qué difícil, Olivia y Martina, ¿por qué?… Todos los días con ellas. Feliz nuevo año, cada día que pase hacia delante es una caricia `para el alma

    1. Feliz año allá en Alemania! Gracias por tus buenos deseos y los mejores para ti. este año será muy especial, ya verás.
      Gracias por animarme a escribir, ¡es muy importante para mí!

  3. gracias alicia por tus palabras siempre tan bonitas, tan ciertas y tan honestas!
    es tan cierto eso de que uno por ahi se olvida de la nueva persona que es y las cosas que uno sabe y siente que seria imposible sentir si no hubieramos pasado por esta experiencia tan dolorosa
    debo decir que mi bebe arcoiris viene creciendo dentro mio, aparentemente bien, a pesar de que su mama ha pasado unos dias dificiles y que a veces me invade la angustia y la tristeza. gracias a mi lucecita que me alumbra siempre logro salir pero a los pocos dias surgen en mi cabeza motivos de angustia nuevamente. estoy permanentemente intentando encontrar la luz, pero hay momentos en que es dificil
    gracias por todas tus palabras y todas tus entradas. son muy reconfortantes
    un beso grande

    1. Hola Carol! Qué alegría ese dulce bebé arcoíris que viene de camino… Qué embarazo tan distinto es. Lleno de ilusión, pero también de miedo porque hemos perdido la inocencia. Es lógico debido a la traumática situación que les precede. Poquito a poco, cuando lo tengas entre tus brazos, apretado contra tu amoroso pecho, te parecerá increíble todo cuanto pasaste hasta llegar a ese punto.
      Muchísimas gracias por tus palabras y por tus ánimos,es de gran valor sentir que lo que uno escribe llega a los demás y hace algún bien.
      Un gran abrazo! Caricias a la tripita y besos al cielo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *