Feliz tercer cumpleaños, Olivia

Tres años sintigo

Tres años…

Feliz primer cumpleaños
Feliz segundo cumpleaños
Feliz tercer cumpleaños

Y una recaída. No me esperaba tanto dolor. Quizá no pude prepararme esta vez para el efecto aniversario, quizá no conté con el recogimiento y la soledad necesarios, quizá tenía una agenda demasiado apretada, quizá la vida tan intensa y maravillosa junto a Violeta da poco espacio a la tristeza. O Tal vez fue un poco de todo.
Pero este cumpleaños me ha reconectado con el dolor del principio del duelo, con los recuerdos más dulces y a la vez más amargos del embarazo, del nacimiento, de la muerte física.
He sentido tanto a Olivia, la sentía dentro de mí, como si volviese a estar embarazada.

Por momentos sentía paz, cuando podía hacer algo en su honor, cuando la naturaleza me abrazaba y me regalaba belleza.
Pero el resto estaba empañado por el dolor y la rabia. A veces es así. Y no pasa nada. De nada sirve resistirse y querer estar bien a toda costa.
A veces simplemente hay que aceptar que no se está bien para poder volver a sanar.

Estas penas hondas agujerean nuestro sistema inmune convirtiéndonos en presa fácil de los virus,  así que me resfrié fuertemente. Y la carga emocional tan intensa hizo mella sobre mi cuerpo de mujer, trastocando mi ciclo.
Todo unido, todo relacionado, cuerpo, mente, alma. Dolor, sangre y lágrimas.

Empiezo contando como homenajeamos a Olivia en su tercer cumpleaños con la parte en la que ella, como siempre, hace un regalo a los niños mundo.
Decidí devolver una ropa que me acaba de comprar para donar el importe y un poco más a la ONG de la que Oli es socia.
Después, deseamos ayudar con algo  más cercano, así que adquirimos un Easter Chicken (adivinad de que color).

Los tejen unas señoras encantandoras y los beneficios íntegros van al hospital de niños de Tallaght

El día del cumple de Oli, 31 de marzo,  hice pequeños homenajes en su honor, tanto en casa como en los alrededores. Me gusta que el vecindario se pare a leer su nombre. Todo lo publiqué ese mismo día en facebook, donde muchos amigos y familiares de Olivia nos mostraron su cariño y su apoyo. Miles de gracias de todo corazón. Significa muchísimo.
Es dar visibilidad a una realidad que existe, es darle voz y presencia a unos niños que existieron y que siempre vivirán en nuestro corazón. 
Niños a los que antes nadie nombraba, niños cuyas fotos antaño se retiraban, niños a cuyas madres se les decia que debían olvidar…
Pero todo eso está cambiando. Gracias a todos los que validais esta labor.

Este año quise flores vivas que perdurasen. Hortensias que recuerden su concepción  y la boda de sus padres.

Si vistais el post del segundo cumpleaños de Olivia, veréis que estoy en una playa. Bueno, pues este año volví, mismo día y a la misma hora, pero esta vez el mar me tenía una sorpresa preparada: Una marea altísima, como nunca la había visto, que no dejaba apenas playa ni conchitas con las que escribir su precioso nombre.
Comparto el vídeo del momento.
Al día siguiente  y a pesar de encontrarme francamente mal, quise ir a la montaña, a un lugar mágico que descubrimos recientemente, cuando me preguntaba qué podíamos hacer de especial para este cumple de mi estrellita. Todo esto te lo cuento en este vídeo (pincha) Contraseña: Olivia, en el que se aprecia lo que me costaba hablar

Este es un segundo vídeo (pincha), homenaje lleno de amor, para compartir con vosotros la magia de ese lugar maravilloso donde podemos ir ahora también a sentirnos más cerquita de su huella
Sólo en la naturaleza encontré paz y comencé a sentirme mejor cada vez. Bajo el marco mágico del arcoíris.  Escuchando el  murmullo de los arroyos que dan al lago. Viendo moverse los adornos en el viento.

En los abrazos de mi marido y de Violeta. Sintiéndo su calor, la vida y el amor que comparten con Olivia.

Todos somos todo todo el tiempo. No nos vamos.

Feliz Cumpleaños, mi amor

Te esperaré siempre, sentada en el corazón.

12 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *