¿Sabes que eres libre?

Somos libres, en el contexto histórico y social Europeo actual,  lo somos. Puede que las democracias no te lo parezcan tanto y que seamos menos libres de lo que pretenden hacernos creer, pero si nos comparamos con tiempos pasados u otros lugares del planeta, somos libres.

Sin embargo, aunque desde fuera nadie te imponga un toque de queda, ni ejerza sobre ti fuertes restricciones, seguimos atados a una dictadura interior de multitud de pensamientos que nos obligan a actuar de un modo en concreto. Una rígidez nos atenaza cada vez que los planes no se desarrollan según esperado.

 

Somos nuestro propio tirano. Vestir de una determinada manera en una determinada situación, cumplir horarios exigentes que nosotros nos autoimponemos, quedar con ciertas personas aunque en realidad no nos apetezca, hacer algo por complacer a otros.. Hasta el ocio parece estar regulado y hay un momento particular para disfrutar y otro para esforzarse o trabajar. “Esto es lo que hay”, “Esto es así”, “No hay más remedio”…
Y sí, a veces hay obligaciones y quehaceres ineludibles que una vez cumplidos son positivos y facilitan  nuestra vida, es cierto que no es sano vivir en un eterno hedonismo. Pero hoy quiero que te plantees cuántas veces vives sometido a tu propio dictador interior.
Cuánto de lo que consideras tienes qué hacer es cierto. Y si lo es, ¿tiene que ser hecho siempre igual, a la misma hora, el mismo día de la semana?
En este vídeo, contraseña ereslibre te hablo de todo esto brevemente y comparto contigo un momento de soleada libertad.


¿Sabes que en realidad eres libre?, ¿Sabes que a veces fluir con la vida nos trae más alegría que ir a contracorriente, luchando a brazo partido por cumplir un horario autoimpuesto, unas exigencias descabelladas? Somos hijos del sistema de producción industrial, rendimiento, horarios, resultados…
¿Dónde quedas tú?

El mazazo que supone el duelo no es que te deje K.O, al contrario, te da consciencia y te hace retomar tu libertad como individuo. Te otorga el poder de escuchar tu voz interior porque te conecta con tu verdadera esencia.
Cuando duele el alma, un segundo de paz es un tesoro y uno aprende a saber deshacerse de muchas falsas obligaciones.
Las lecciones que nos da el duelo iluminan la vida. Espero que estos rayitos de sol calienten tu corazón.

6 comentarios

  1. Qué bonito Alicia. Qué bien empleada la palabra solazarse en tu vídeo. Gracias por tus ojos llenos de ilusión y vida, y por ayudarme a parar , y a no dar nada por hecho. Hoy, cuando pueda estar con mis hijos leyendo un cuento , me solazaré en ellos plenamente consciente.
    Un abrazo.

    1. Gracias,Bea. De tu mano yo también aprendo a parar. El ser humano es poliédrico y no hay nada más hermoso que poder conectar con otros para que iluminen aquellas caras de nosotros mismos que no siempre reciben su rayito de sol. Gracias por hacerme de espejo. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *