Signos de avance en el duelo. Tres frases para reflexionar.

Hay cosas que es mejor decirlas mirando a los ojos, sin ocultarse, porque se cuenta una verdad; sin peluquería ni maquillaje, porque no hay nada que camuflar; a cara descubierta porque deseo ayudar a salir a los demás del mismo lugar donde yo me encontraba hace un año: El intenso dolor del comienzo del duelo.

Espero que os sirva, está hecho con  todo el pudor y toda la inexperiencia del mundo, pero también con todo el amor,

14 comentarios

  1. Buenas noches, querida hada Alicia… quería contarte que he estado viendo tu vídeo, me reconforta tanto verte sonreir que te aseguro que voy a ver este vídeo de vez en cuando, qué dulzura tienes en tus palabras, en tu mirada, en tu sonrisa… Todo el amor que tienes dentro de ti lo estás emanando. Estoy muy emocionada… Me siento tan afortunada de haberte encontrado… Mil besos para ti, hadita, que lo eres. Esther

    1. Hola ricis, me emociona especialmente que me llames hada porque recuerdo que cuando me viste embarazada de Olivia dijiste "Nunca había visto un hada embarazada". Sabes lo mucho que me ha costado recuperar la sonrisa y es en gran parte gracias a gente de corazón inmenso como tú, que supistéis acercaros con compasiòn y delicadeza para dar empujoncitos en el camino del duelo cuando la pena se agarra al pecho y no te deja respirar. A través de todos tus detalles me llega tu amistad, como un bálsamo. Yo sí que soy afortunada de haberte encontrado.Muas

    1. Oh la lady in red recién casada! Gracias, Eva, por visitarme y animarme en mis reflexiones. Sí soy feliz con Violeta… ¡Tanto! La estoy criando muy hermosa para que sea una novia digna de tu nene :), ¿Qué color elegirá ella para su vestido ;)? Besazo

    1. Hola Rocío, ¡qué ilusión verte por aquí! Tú me descubriste que en la red había mucho más que entretenimiento y que había recursos y apoyo al duelo, me lo mostraste desde el primer minuto, ¡gracias! Ese fue el punto de partida de mi camino. Un abrazote

  2. Hola Alicia. Acabo de ver este primer vídeo tuyo. Siempre emocionas con tus palabras: transmites esa luz que llevas en tu interior y nos iluminas con una cerilla de bondad, amor y compasión. Yo no he pasado por algo tan duro como lo que cuentas, pero pienso: ¿cómo es posible que la gente esté enfadada diariamente, harta de todo, sin ganas de vivir cuando lo tienen todo en su vida?, ¿cómo yo algunas veces puedo estar desanimada o triste por algo que no pueda conseguir cuando hay personas que han vivido un auténtico infierno? Y es que no somos conscientes de lo que tenemos hasta que pasa algo tan grave que te hace reflexionar y cambiar de raíz toda tu vida. Me quedo con esta frase: al final siempre compensa. Es duro de verlo así, pero compensa y en tu caso veo tu sonrisa, tu enorme superación personal, tu valentía, tu motivación y el ejemplo más claro de ello es que estás aquí, contándonos tu historia, hablándonos de forma directa e inspirándonos, regalándnos tu sabiduría. Por cierto te quedan muy bien los vídeos: tienes dulzura, autenticidad… sigue grabándonos más vídeos, me encantará poder seguirlos. Tienes mucho que contar y enseñar, de verdad. Un abrazo muy grande, guapísima!

  3. María, cuánto agradezco tus palabras y cuánto me hacen reflexionar. Efectivamente antes de Olivia y aún algun día hoy debido a las inercias, uno se queja o se deja llevar por la rabia, ambas actitudes inútiles que no nos dejan ver todo lo que tenemos y que no tiene que ver con lo material. A veces sólo somos conscientes de ello cuando algo de pronto destroza tu vida. Por eso se agradece tu labor, porque intentas que la gente viva al máximo sin tener que pasar ninguna de estas terribles experiencias. Gracias también por animarme con el blog y el vídeo, tus conentarios, al venir de una profesional que admiro me dan alas. Un abrazo muy agradecido

  4. Hola alicia,para mi es muy dificil sobrellevar el duelo por la perdida de mi bebita,pues tengo que afrontar la cruel realidad de que jamas podre volver a embarazarme…y cada dia es tan dificil aceptar que ya no esta,no la pude llevar conmigo a casita y estoy muy mal,solo espero el dia que por fin vuelva a estar en mis brazos,saludos

    1. Hola amiga, es muy dificil aceptar que ya no están, en realidad yo siento que nunca se acepta, te rindes a la evidencia de su muerte física, algo innegable y trato de convertir su ausencia en presencia a travéns del amor. Pero en tu caso n más grande al no poder volver a gestar y tener esa esperanza. Lo siento inmensamente, de veras no sabes cuanto. A veces el destino es especialmente cruel e injusto. Ojalá la vida abra un nuevo camino para ti y haya esperanza, con la ayuda siempre de tu preciosa bebita. Un enorme abrazo.

  5. Hola miña flor!! Estoy orgullosísima de ti, lo sabes, verdad?. No me canso de repetirlo, porque aunque tendrás siempre contigo esa horrible experiencia, has ido pasito a pasito día a día, cosa que a veces parece imposible de lograr. Y verte tan guapísima y con esa bellísima sonrisa que tú tienes, solo puedo decir que me sorprendes todos los días, y que Olivia y Violeta tienen una gran suerte.
    Muchos besos tesoro!!!!. Te quiero!!

  6. Hola alicia! Mi nombre es Carolina. Hace ya seis meses que mi princesa no esta mas fisicamente conmigo. Llevo varios meses que te leo pero hace poquito que me animo a escribir. Creo que forma todo parte del proceso del duelo. Me encanta todo lo que escribis y decis y me siento muy identificada con tu forma de ver la vida. Y te queria agradecer por tus palabras, que se notan que emergen desde el amor mas profundo a olivia. Asi que muchas gracias.

  7. Carolina, lo primero siento muchísimo la partida física de tu princesa. Seis meses tan intensos estaréis viviendo, cómo recuerdo esos primeros meses… Mucho ánimo y mucha luz. Veo que has decidido aferrarte a la vida, valientemente y con todo el amor por tu bebé. No se van, están aquí guiándonos. Muchísimas gracias a ti por tus palabras que me hacen ver que escrnibir publicamente sí tiene un sentido y un valor, además de servir de homenaje a Olivia. Ha pasado un año y siete meses y hay aún muchos días en los que el dolor me traspasa como una lanza. Es un camino difícil, largo, pero lleno de amor y aprendizajes. Un abrazo grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *