¿Podría ser peor?

Perder un hijo. ¿Podría haber algo peor?… Marzo. El última día de marzo naciste, Olivia. Y tuve que enterrarte en tu fecha probable de parto, el 4 de abril. Dos días más tarde se cumplía el primer año de casados de tus padres. Fechas, son sólo números… Ah! Pero el […]

Acompañando el duelo de mamás increíbles

Acompañar el duelo es un proceso artesanal y único, no hay dos duelos iguales. Es la hermosura de volcar el alma, de sentir con el otro, de estar presente, de escuchar, de dejar brillar dentro de ti una presencia y una luz que tomas prestada al universo para avanzar en […]

Volver a vivir: Un verano para recordar

Un verano para recordar… Aunque en el vídeo al que llegaréis siguiendo este enlace e introduciendo la contraseña “volveravivir” veréis a una mujer repasando una etapa intensa y maravillosa de su vida, lo cierto es que para llegar ahí hay que atravesar un desierto de dolor, resistencia, desadaptación, errores, aprendizajes […]

La inteligencia de ser feliz

Tradicionalmente, en nuestra sociedad se ha asociado la seriedad con una mayor inteligencia. Intelectuales de todos los campos, ciencias y humanidades, suelen ser incitados a posar para sus fotos públicas sin sonreir, como si a estas personas sesudas, con mentes ocupadísimas, repletas de datos y sapiencia se les supusiese una […]

Lecciones del duelo: Vivir aquí y ahora

Tengo la sensación de que lamentablemente muchos nos pasamos media vida luchando a brazo partido contra la propia vida, nadando desesperadamente a contra corriente, queriendo estar allí cuando estamos aquí y eso es sencillamente AGOTADOR.   Nos exigimos, nos hablamos sin amabilidad, deseamos impacientemente logros, mejoras, objetos, actividades, experiencias y […]

¡¡FELIZ SEGUNDO CUMPLEAÑOS, OLIVIA!!

Aún recuerdo cuando escribí el post Feliz primer cumpleaños, Olivia y encontré yo misma formas de expresar mi amor por ti. Parece mentira que haya pasado un año… En este cumple, Oli, al estar con Violeta veinticuatro horas siete días a la semana ( algo por lo que estoy inmensamente agradecida […]